Select Page

La cuarentena originada por la pandemia global de coronavirus COVID-19 no inventó el teletrabajo sino que aceleró y acentuó una tendencias ya presente.

En plena pandemia global de coronavirus COVID-19, especialistas consideraron auspicioso que en la Argentina se avance en una regulación del teletrabajo, modalidad de prestación que llegó para quedarse y que es tan valorada por los trabajadores.

La cuarentena originada por la pandemia global de COVID-19 no inventó el teletrabajo, pero aceleró y acentuó tendencias que ya estaban presentes: en 2019, una encuesta de Buffer, empresa de software de administración de medios sociales, determinó que el 99% de los consultados señaló que quisiera trabajar de manera remota al menos una parte de su tiempo durante el resto de sus carreras.

Otro estudio de GetApp estimó que la cantidad de personas que trabajan de forma remota al menos una vez por semana creció un 400% desde 2010.

Para completar el panorama, un análisis de Boston Consulting Group (BCG) estableció que el teletrabajo puede incrementar la productividad entre un 15% y un 40%; reducir el ausentismo laboral en un 40%; reducir las sustituciones de personal entre un 10% y 15%; así como suponer una disminución de costos de más del 20% en alquileres y recursos.

Sobre la ley

En la Argentina, en agosto de 2020 se sancionó una ley marco sobre esta modalidad y en este contexto en enero de 2021 se sancionó su primer Decreto reglamentario, y según Pablo Di Filippo, CEO y Cofundador de Benomad, hay algunos aspectos relevantes a tener en cuenta.

“Al día de hoy todavía no se encuentra vigente este nuevo régimen, dado que el Ministerio de Trabajo definió, en uso de la facultad otorgada por el Decreto Reglamentario que la ley entrará en vigencia a partir del 01.04.2021. Sin perjuicio de ello, y conociendo el texto legal, resulta importante prepararse de la mejor forma, ya que el régimen que se viene no será el mismo que rigió en la pandemia ni en forma previa a la misma”, remarcó Di Filippo.

Las metodologías de trabajo híbrido que cobran cada vez más fuerza.

Según el Foro de Diálogo Mundial de la OIT, celebrado en Ginebra entre el 24 y 26 de octubre en 2016: “(…) el teletrabajo puede aportar: para los empleados, un mejor equilibrio entre la vida personal y profesional; para los empleadores, un aumento de la productividad, y para los gobiernos la posibilidad de promover oportunidades de empleo inclusivas”.

“A estas valiosas conclusiones, agregamos que conforme el contexto actual, además reduce movilidad y aglomeraciones en traslados a los lugares de trabajo, lo que posiblemente mejora índices de contaminación y las posibilidades de enfrentar situaciones de crisis sanitarias y colaborar con las autoridades en la gestión de la crisis como la que nos encontramos atravesando. Siempre es importante que el marco normativo tenga un buen balance entre la protección de los empleados con incentivos para que los empleadores adopten este régimen”, afirmó el CEO.

El servicio es accesible mediante una membresía a partir de la cual disponen de lugares confortables, con alta conectividad y en función de sus objetivos laborales y/o la de las personas con las que necesiten interactuar, durante el tiempo que lo necesiten.

“Con las metodologías de trabajo híbrido que cobran cada vez más fuerza -un mix entre oficina y otros espacios-, la solución que brinda benomad, viene a acompañar a las empresas brindando venues premium que responden a esta tendencia de considerar lugares de calidad e inspiradores con todas las condiciones de seguridad, higiene y prestaciones necesarias para trabajar sin contratiempos”, agregó.

Otros aspectos

Estos espacios son muchísimo más seguros que los domicilios de los trabajadores, sobre los que un empleador rara vez puede tener control respecto a las medidas de seguridad e higiene que cada empleado aplica en su casa. En este sentido, un servicio como Benomad no solo es una ventaja para que el trabajador trabaje más cómodo sino que ayuda a la empresa a que sus empleados se desarrollen en entornos controlados y seguros, con salidas de emergencia, planos de evacuación, matafuegos, etc. con requerimientos tan exigentes como los aplicados a locales gastronómicos y hoteles.

Otro aspecto que señala la Ley, es la reversibilidad, es decir que los trabajadores que pasan de trabajo presencial a teletrabajo tienen derecho a pedir que se les devuelva el puesto presencial. En ese sentido, contar con Benomad y tener a los empleados a gusto eligiendo el lugar desde donde trabajar bajo esta modalidad disminuye las chances de que ese trabajador esté descontento y quiera volver a su puesto en la oficina.

El exigente estándar de la Ley en algunos casos es de difícil cumplimiento, sobre todo para algunas Pymes

El exigente estándar de la Ley en algunos casos es de difícil cumplimiento, sobre todo para algunas Pymes.

“Considerando que la Ley indica que se debe fomentar la participación equitativa en las tareas de cuidado, la flexibilidad que otorga este tipo de membresías también es una ventaja a la hora de planificar la vida familiar (que siempre debe estar sopesada con la laboral). Por supuesto que no lo resolverá en casos de emergencia (que el trabajador debe comunicar en forma virtual y fehaciente momento de inicio y terminación de tareas) pero podría ser interesante quizás para la planificación habitual, donde muchas familias pueden haber optado por mudanzas a lugares de residencia alejados de los centros de vida hasta antes de la pandemia y estas aplicaciones permitan a un progenitor poder conectarse y prestar su tarea laboral desde una locación cercana al colegio o club deportivo de sus hijos, contribuyendo a la armonía entre la vida familiar y prestación laboral”, agregó.

Estos puntos pueden ser complejos ya que existen multiplicidad de canales, causas, necesidades y razones u operaciones de las dinámicas de trabajo actual que no permiten delimitar de manera tan armónica el alcance y tiempos. Mediante la app de benomad, los trabajadores y empleadores podrán llevar un registro de sus reservas, consumos y también elegir días y horarios de acuerdo a sus objetivos y eventos de trabajo.

“Creemos que contar con este tipo de plataformas, permite hacer un seguimiento y aportar al consenso y control de los mejores horarios y momentos para trabajar y comunicarse, evitando incluso la negociación individual o colectiva e incluso descontento de colaboradores en cada empresa respecto a las retribuciones por mayores costos de conectividad y/o disposición de un lugar adecuado para la prestación de tareas”, afirmó.

El exigente estándar de la Ley en algunos casos es de difícil cumplimiento, sobre todo para algunas Pymes. En este punto, benomad resulta un gran aliado para las empresas y trabajadores, garantizando la conectividad en sus instalaciones como parte del beneficio de la membresía así como proveyendo sistemas colaborativos de trabajo con beneficios para los miembros.

Source: Empleo 4.0: el análisis legal que explica por qué el teletrabajo llegó para quedarse